miércoles, 1 de mayo de 2013

ARQUITECTURA IMPORTADA

Al 3800 de la calle Cabello en el barrio porteño de Palermo, se sitúa el histórico edificio popularmente conocido como “La Colorada”

Fue erigido en 1911 por el ingeniero y arquitecto británico Regis Pigeon, y es la construcción de estilo neoclásico inglés más pintoresca de la ciudad.

Esta estructura debe su apodo al tono colorado de los ladrillos que componen mayoritariamente su frente y los laterales. Todo el material destinado a la obra fue traído desde Londres en los mismos barcos que llevaban granos hacia la capital del Reino Unido.


Los sótanos del lugar, ahora reciclados y parcelados en bauleras, eran dependencias de servicios de cada departamento, y en los primeros años fueron utilizados para alojar a la servidumbre, hecho que suscitó críticas al considerarse que esos ámbitos subterráneos imponían condiciones promiscuas e insalubres, propias de la esclavitud.
 
Comenzó a ser alquilado por familias de directores y gerentes de las empresas ferroviarias inglesas, principalmente del Ferrocarril Central Argentino, que había empezado a funcionar en 1909. Tiempo después fue adquirido completamente por la familia Mitre y en 1953 se subdividió para la venta.

Esta estructura con techos de bovedilla, dinteles de hierro a lo largo del cielo raso, y una extraordinaria lucarna (claraboya) central, permiten darle una luminosidad ideal al lugar que evita el uso de luz artificial durante todo el día.

La Colorada actualmente cuenta con una protección cautelar del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Introduce tu comentario....

miércoles, 1 de mayo de 2013

ARQUITECTURA IMPORTADA

Al 3800 de la calle Cabello en el barrio porteño de Palermo, se sitúa el histórico edificio popularmente conocido como “La Colorada”

Fue erigido en 1911 por el ingeniero y arquitecto británico Regis Pigeon, y es la construcción de estilo neoclásico inglés más pintoresca de la ciudad.

Esta estructura debe su apodo al tono colorado de los ladrillos que componen mayoritariamente su frente y los laterales. Todo el material destinado a la obra fue traído desde Londres en los mismos barcos que llevaban granos hacia la capital del Reino Unido.


Los sótanos del lugar, ahora reciclados y parcelados en bauleras, eran dependencias de servicios de cada departamento, y en los primeros años fueron utilizados para alojar a la servidumbre, hecho que suscitó críticas al considerarse que esos ámbitos subterráneos imponían condiciones promiscuas e insalubres, propias de la esclavitud.
 
Comenzó a ser alquilado por familias de directores y gerentes de las empresas ferroviarias inglesas, principalmente del Ferrocarril Central Argentino, que había empezado a funcionar en 1909. Tiempo después fue adquirido completamente por la familia Mitre y en 1953 se subdividió para la venta.

Esta estructura con techos de bovedilla, dinteles de hierro a lo largo del cielo raso, y una extraordinaria lucarna (claraboya) central, permiten darle una luminosidad ideal al lugar que evita el uso de luz artificial durante todo el día.

La Colorada actualmente cuenta con una protección cautelar del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Introduce tu comentario....